Cómo limpiar un colchón con amoniaco

¿Te has preguntado cómo eliminar esas feas manchas persistentes en los colchones de tu casa? Un colchón es obviamente un elemento esencial porque nos acostamos en él todas las noches cuando dormimos. Sin embargo, al igual que otros materiales y espacios en un hogar, estas telas pueden adquirir todo tipo de manchas que, si se ignoran, pueden quedar profundamente incrustadas en el colchón y pueden darles un mal olor.

Además, pueden dañar su salud y la de otras personas que usan el colchón y también pueden afectar su sueño. Por lo tanto, es importante eliminar las manchas lo antes posible y, aunque no siempre es fácil, es posible si sigues uno de nuestros dos (2) métodos que te brindaremos a continuación.

Pasos a seguir:

  1. Muévelo

El primer paso para limpiar su colchón es alejarlo de la cama, las paredes, los muebles y otros materiales que puedan limitar su acceso desde todos los lados. Si es necesario, llévelo al aire libre.

  1. Extrae las manchas o fluidos corporales de tu colchón

Para esto, necesitarás un trapo humedecido de amoniaco casero sin aroma. Asegúrate de abrir las ventanas antes de comenzar a limpiar y luego usa un trapo blanco para borrar las manchas con el amoníaco (evita en lo posible empapar la tela).

Cuando hayas terminado, limpia las áreas con un paño húmedo y luego espolvorea con bicarbonato sódico toda la superficie de tu colchón para que este elemento elimine por completo los malos olores de tu somier. Luego, aspira completamente las áreas afectas para eliminar las bacterias y suciedad acumulada de tu colchón.

  1. Déjalo secar

Es evidente que tu colchón estará húmedo después de la limpieza y es importante dejar que se seque completamente antes de usarlo. Para acelerar el secado, colóquelo en un área cálida y luego coloque algunos ventiladores a su alrededor. Alternativamente, te recomendamos que uses una aspiradora de taller para eliminar el exceso de humedad de la tela.

  • Método para eliminar olores y manchas persistentes de un colchón:

Cuando alguien moja accidentalmente la cama, por lo general el primer pensamiento es que el colchón está arruinado. La peor parte de la orina o el vómito en un colchón es el olor y las manchas que quedan. Pareciera que las manchas y el olor nunca irán a desaparecer. Sin embargo, te garantizamos que con un poco de trabajo puedes tener ese olor de  las machas de orina o vómito fuera de tu colchón.

Cuando quites todas las sabanas de la cama y pongas las sabanas sucias en el lavadero. Toma una toalla blanca limpia o un trapo y absorbe la mayor cantidad de líquido que puedas. Luego, espolvorea un poco de bicarbonato sódico en la parte superior del colchón, cubriendo completamente las áreas húmedas. Deje que el colchón absorba el bicarbonato los más que pueda.

Esto puede tomar algún tiempo; usualmente unos 10 minutos harán el trabajo. Luego, aspire la mayor cantidad de bicarbonato de sodio que pueda. Esto va a ser un largo camino para ayudar a eliminar el olor. Coloque todas las sábanas que pueda en la lavadora. Agregue la cantidad de detergente que usted normalmente usa y más una media taza de amoníaco. El amoníaco eliminará el olor de la orina y del vómito.

Mientras que las sabanas estén siendo lavadas y secas, puede aprovechar ese tiempo para trabajar en la eliminación de las machas del colchón si fuera el caso. Al momento que logre sacar las machas de orina o vómito, los malos olores se habrán ido también.

Limpieza semanal del colchón

Es importante que mantengas una rutina de limpieza semanal en tus colchones para que no se manchen y se llenen de bacterias. A continuación, te mencionamos algunos artículos necesarios para la solución de las manchas y suciedad en tu colchón.

Artículos necesarios de limpieza semanal:

– 2 chorros de jabón líquido para platos.

– 1 cucharada de vinagre blanco.

– 2 tazas de agua fría.

En un tazón pequeño mezcle un par de chorros de jabón líquido para vajillas, una cucharada de vinagre y dos tazas de agua fría. Tome un trapo blanco limpio o lave el paño y sumerja el paño en el agua.

Luego de haber lavado el paño o haber agarrado simplemente un trapo limpio, exprima el trapo hasta que quede húmedo (si el trapo está mojado, hará que el colchón se manche más y quede peor de lo que estaba). Una vez que tengas el trapo humedecido, trata de aplicar un movimiento secante con el paño húmedo contra el colchón.

Mantenlo secante hasta que el líquido se absorba por completo. Siga trabajando con el trapo humedecido y vaya exprimiendo hasta que la mancha desaparezca.

Limpieza semestral del colchón

Es conveniente que realices por lo menos una o dos limpiezas profundas al año en tus colchones para eliminar machas y malos olores. A continuación, te indicaremos algunos artículos necesarios para una solución de limpieza semestral.

Artículos necesarios para la solución de limpieza semestral:

– 1/2 taza de peróxido de hidrógeno.

– 1/2 taza de amoníaco.

– 2 tazas de agua tibia.

En un tazón de tamaño mediano, mezcle el peróxido de hidrógeno, el amoníaco y el agua tibia. Usted quiere que el tazón de fuente sea bastante grande que usted puede conseguir su mano en ella sin tener la solución de la limpieza por todas partes. Usando una toalla nueva, limpia, blanca o un trapo, comience a secar la mancha con esta nueva mezcla. Después de que la mancha se quita entonces esponja el colchón con el agua fría y la mancha seca.

Si es posible, saque el colchón afuera en un día soleado y caliente y, deje que el colchón se seque al aire libre (asegúrate de dejar que la luz del sol incida en el colchón donde estaba la mancha orina o vómito). Si eso no es posible, trate de secar el colchón con ventiladores y secadores de cabello antes de colocarle las sabanas al somier.

Finalmente, su colchón estará  limpio, con un olor agradable y listo para volver a su lugar en la cama. Te aconsejamos que no te saltes ningún paso a seguir ya que todos y cada uno de estos pasos son indispensables para transformar tu colchón manchado en uno reluciente.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *