Las Mejores y Peores posturas para Dormir

Parece algo simple (incluso los bebés lo hacen), pero dormir no es tan fácil. Tanto el dormir mucho como poco tiempo se ha relacionado con una serie de problemas de salud, desde la obesidad y las enfermedades cardíacas hasta la demencia y la diabetes. Y la posición para dormir puede jugar un papel importante en los ronquidos, la acidez estomacal e incluso las arrugas! Sigue leyendo para ver si debes cambiar de postura a la hora de dormir en la cama (recuerde, estamos hablando de dormir aquí).

Las Mejores (y Peores) Posiciones para Dormir: Dormir boca arriba

Beneficios: Dormir en la postura de savasana es una bendición para la salud de la columna vertebral y el cuello, porque la espalda está recta y no forzada a ninguna contorsión. Además, dormir de espaldas ayuda al colchón a hacer su trabajo de apoyar la columna vertebral. En un mundo perfecto (y un poco incómodo), todo el mundo dormiría sobre su espalda sin almohada, ya que esta posición deja el cuello en posición neutral. Sin embargo, el uso de demasiadas almohadas puede dificultar la respiración.

Dormir de espaldas es también un triunfo para los más estéticamente inclinados. Pasar toda la noche con la cara en el aire – y no alisada contra una almohada – conduce a menos arrugas faciales.

Contras: Los casos de ronquidos y apnea del sueño son mucho más frecuentes cuando una persona duerme en posición supina. De hecho, el dormir de espalda está tan estrechamente relacionado con la apnea del sueño que los médicos prescriben dormir de lado como un tratamiento para la afección. Cuando dormimos boca arriba, la gravedad fuerza a la base de la lengua a colapsar en las vías respiratorias, lo que obstruye la respiración y crea ruidos de ronquidos tan agradables que mantienen a los vecinos despiertos por la noche.

También vale la pena notar que una columna vertebral sostenida no siempre significa necesariamente una buena noche de sueño. Un estudio que comparaba los hábitos de sueño de los que duermen bien y los que duermen mal observó que las personas con sueño de peor calidad pasaban más tiempo boca arriba que los que duermen bien (posiciones del sueño en el joven adulto y su relación con la calidad subjetiva del sueño).

Las Mejores (y Peor) Posiciones para Dormir: Dormir de lado

Beneficios: ¡Dormitorios laterales, uníos! Ya sea que se estén acurrucando en una posición fetal cómoda o recostados de un lado, la gran mayoría de las personas reportan que duermen de costado (aunque como todos están inconscientes durante el sueño, esta información nunca puede ser del todo exacta).

Los médicos recomiendan dormir en el lado izquierdo durante el embarazo porque mejora la circulación al corazón, lo que beneficia tanto a la madre como al bebé. El dormir de lado es también beneficioso durante el embarazo porque el dormir en la espalda pone la presión en la parte baja de la espalda (que puede conducir a desmayos) y el estómago. Para los que no esperan, dormir en el lado izquierdo también puede aliviar la acidez estomacal y el reflujo ácido, haciendo que sea más fácil para las personas con estas condiciones para dormir.

Contras: Al mismo tiempo, dormir del lado izquierdo puede ejercer presión sobre el estómago y los pulmones (alternativamente los lados pueden ayudar a prevenir la tensión de los órganos). Y como casi todos los que duermen de lado lo saben bien, esta posición puede resultar en el temido adormecimiento de la mano. Acurrucarse en la cama con el brazo detrás de la cabeza es una posición común para dormir, pero puede afectar negativamente los músculos y los nervios. Descansar la cabeza (o el cuerpo entero) en un solo brazo puede restringir el flujo sanguíneo y presionar los nervios, lo que resulta en un “brazo de goma” o agujas y alfileres dolorosos. En esta posición, el hombro soporta una gran parte del peso corporal, lo que puede contraer los músculos del cuello y del hombro (posición de sueño y dolor en el hombro).

Las Mejores (y Peor) Posiciones para Dormir: Boca abajo

Beneficios: Dormir boca abajo facilita los ronquidos y algunos casos de apnea del sueño, pero eso es lo único bueno de dormir boca abajo por la noche.

Contras: Descansar sobre el vientre es ampliamente considerado como la peor posición para dormir. Aplana la curvatura natural de la columna vertebral, lo que puede provocar dolor lumbar. Dormir toda la noche con la cabeza girada hacia un lado también tensa el cuello. Si esta es la posición preferida, intente usar almohadas para entrenar gradualmente al cuerpo a dormir de un lado. ¿Dolores en la parte baja de la espalda? Trate de colocar una almohada debajo de las caderas y la parte baja del abdomen para darle un empuje a la parte inferior de la columna vertebral.

Dormir sobre el lado izquierdo. Te contamos los beneficios

Los avances científicos han puesto de manifiesto la importancia de dormir sobre el lado izquierdo de nuestro cuerpo (es decir, el lado izquierdo hacia abajo), pero no se trata de una idea nueva, ya que en las antiguas tradiciones orientales siempre se ha considerado que dormir sobre el lado izquierdo es más sano.

El problema es que a lo largo de la noche cambiamos de postura varias veces, y la mayor parte del tiempo estamos en una posición diferente a la que teníamos cuando nos acostamos. Realmente no se trata de que estemos toda la noche sobre el lado izquierdo (esto es prácticamente imposible), sino de que ésta sea nuestra posición dominante. Un buen entrenamiento podría ser durante la siesta, si es que tienes oportunidad de echártela,  ya que al ser un descanso más corto, lo más probable es que seamos capaces de mantener esta postura durante más tiempo.

Dormir sobre el lado izquierdo. Beneficios para el sistema gastrointestinal

El estómago, el páncreas y el bazo cuelgan hacia el lado izquierdo, por lo que si dormimos de lado derecho quedan, por así decirlo, en el aire; mientras que si dormimos del lado izquierdo, se encuentran apoyados en el colchón; en consecuencia, los alimentos circulan de forma natural a lo largo del estómago.

Además, hay estudios que ponen de manifiesto que, si se duerme sobre el lado derecho, el páncreas segrega las encimas pancreáticas de un solo golpe, mientras que si se duerme del lado izquierdo, lo hace de forma paulatina.

Finalmente, los fluidos que son transportados hacia el bazo para ser filtrados lo hacen de forma más rápida por la gravedad si se duerme sobre el lado izquierdo, ya que el bazo estaría recostado y no en suspensión.

Dormir sobre el lado izquierdo. Beneficios para el sistema cardiovascular

La mayor parte del corazón se encuentra en el lado izquierdo, por lo que si dormimos sobre este lado,  la sangre drenada al corazón es impulsada por la fuerza de gravedad, quitando trabajo al corazón, al menos mientras se duerme. Además, la aorta se arquea hacia el lado izquierdo también, así que el  corazón bombea la sangre con más facilidad si se duerme de este lado.

Dormir sobre el lado izquierdo. Beneficios para el sistema linfático

Y es que el lado dominante en el sistema linfático es el izquierdo, por lo que la circulación de la linfa es facilitada cuando dormimos del lado izquierdo. Recordemos que la linfa transporta la glucosa, proteínas y sustancias que son purificadas en los nódulos linfáticos, los cuales los dirigen hacia el lado izquierdo.

La postura que te sea más cómoda

Independientemente de los beneficios para la salud, las personas duermen en la posición que encuentran más cómoda. Experimentar con diferentes posiciones de sueño no hará ningún daño, así que siéntete libre de probar cada posición por unas cuantas noches y ver cuál es la mejor opción. Ya sea que se trate de espalda, costado o boca abajo, las personas tienden a despertarse en la posición en la que su cuerpo naturalmente se duerme. A menos que un médico recomiende específicamente cambiar, probablemente es mejor seguir haciendo lo que se siente bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *