CLAVES PARA ELEGIR UN COLCHÓN

1.1 ¿CÓMO DORMIMOS?

1.2 ¿CUÁNTO PESAS?:

1.3 ¿TE MUEVES MUCHO?

1.4 ¿PASAS CALOR?

1.5 ¿DUERMES SÓLO O EN PAREJA?

1.6 ¿QUÉ MEDIDAS DEBO ELEGIR PARA MI COLCHÓN?

1.7 OTRAS CUESTIONES A TENER EN CUENTA

1.7.1 FIRMEZA DEL COLCHÓN

1.7.2 TIPOS DE COLCHÓN SEGÚN EL MATERIAL

1.7.2.1 COLCHONES DE MUELLES

1.7.2.2 COLCHONES DE POLIURETANO

1.7.2.3 COLCHONES VISCOELÁSTICOS

1.7.2.4 COLCHONES DE LATEX

Las claves de la elección

  • ¿Cómo Dormimos?
    • Si dormimos boca arriba, o también llamada posición supina, sobre la espalda, debemos escoger un colchón más bien duro.
    • Si dormimos de lado, lo que más nos convendría sería un colchón de menos firmeza o firmeza media, ya que permitirá a nuestro hombro hundirse lo suficiente para que nos encontremos en una posición cómoda y con una correcta posición de nuestra columna vertebral.

 

  • ¿Cuánto pesas?
    • Si tu peso es superior a 100kg, necesitarás un colchón firme, que te ofrezca una sujeción buena ya que en un colchón blando nos hundiríamos en exceso y no estaríamos cómodos ni tendríamos una posición correcta de nuestra espalda.
    • Si tu peso esta entre 70 y 100 kg, necesitaras un colchón de una firmeza media el cual nos ofrezca una mayor flexibilidad y mayor adaptación con lo cual no nos hundiremos en exceso y se adaptara a nosotros, no nosotros al colchón.

 

  • ¿Te mueves mucho?
    • Si te mueves mucho mientras duermes o descansas te conviene un colchón de firmeza media ya que evitaremos que los movimientos que realicemos durante la noche sean lo menos incomodos para nosotros y no nos despertemos cada vez que nos movamos en el colchón, ya que si nos decidimos por un colchón blando cada vez que nos movamos tendremos que hacer un esfuerzo para salir de ese pequeño hoyo que el colchón ha creado debido a nuestro peso.

 

  • ¿Pasas calor? ¿Duermes solo o en pareja?
    • Si eres una persona calurosa, vives en una zona donde hace calor, o eres una persona que suda con facilidad, lo mejor es que nos decidamos por un colchón con núcleo de muelles, ya sea muelle bonell, o en su defecto por un colchón de muelles ensacados, siendo esta ultima la mejor opción ya que los muelles ensacados se adaptaran mucho mejor a nuestro cuerpo y peso. Este tipo de colchón lo que tienen a favor sobre sus homólogos sin muelles es que en el interior del colchón siempre el tráfico de aire será mayor en un colchón de muelles que un colchón de núcleo sólido, ya sea de espumación de cualquier densidad o incluso látex.  Si por el contrario eres una persona friolera o vives en un lugar frio, cualquier elección será buena teniendo en cuenta que si nos decidimos por un colchón de espuma, látex o de material viscolástico siempre guardarán más el calor a ser más costoso que el aire pase por el interior de su núcleo.

o    Si duermes solo la elección del colchón es mucho más sencilla ya que solo dependerá de tus gustos y tus características, pero cuando dormimos en pareja la elección se complica un poco siempre y cuando las dos personas sean de diferente peso y características, como pueden ser todas las citadas anteriormente. Siempre deberemos elegir el colchón con las características de la persona que más complicaciones pueda tener. También tenemos que tener en cuenta que a la hora de probar el colchón siempre lo probaran las dos personas simultáneamente para así conseguir el mejor para las dos personas.

 

  • ¿Qué medida debo elegir en mi colchón?

o    A la hora de elegir la medida de nuestro colchón siempre tenemos que tener en cuenta que cuanto más ancho sea mejor se adaptara a nuestras necesidades ya que cada persona tendrá mayor superficie de colchón para soportar su peso y su adaptación. El largo del colchón que debemos elegir siempre debe ser de 10cm más largo de lo que la/las personas que vayan a dormir en él.

 

  • Otras cuestiones a tener en cuenta.
    • Siempre hay que tener muy encuentra a la hora de adquirir un colchón la base o canapé sobre la que lo vamos a poner ya sea la que tenemos con anterioridad o si vamos a adquirirla junto con nuestro nuevo colchón.
    • Si queremos un somier articulado ya sea cama articulada eléctrica o manual, tendremos siempre en cuenta que sea un colchón muy flexible de núcleo de látex o espumación con su correspondientes perfilaciones para su perfecta adaptación, e incluso podemos elegir un colchón de muelles ensacados teniendo muy en cuenta que tipo de colchón y que el fabricante lo garantice para ponerlo en somier articulado.
    • Si eres una persona alérgica, tienes que tener en cuenta si es posible que el colchón sea desenfundable para poder lavar la funda tantas veces como sea necesario este tipo de colchones suelen ser los de látex y de viscoelástica, si no fuese posible siempre pondremos una funda tipo sabana bajera impermeable y transpirable nunca de pvc, sino con la lámina de poliuretano para que no nos de calor.

La firmeza del colchón

  • Si queremos hacer una buena elección a la hora de adquirir un colchón debemos tener muy en cuenta la firmeza del colchón. Un buen colchón es aquel que a la hora de tumbarnos sobre el reparta el peso de nuestro cuerpo de la mejor manera y consiga no tener puntos de presión sobre nuestro cuerpo, consiguiendo así una correcta posición de nuestra espalda, y que sea cómodo a la hora de dormir y descansar sobre él. Si nos pasamos de firmeza no se adaptara a nosotros con lo cual nos dolerá el hombro y posiblemente la cadera ya que son los puntos de nuestro cuerpo que tienen que hundirse en el colchón, por lo tanto tiene que ser lo suficientemente firme para aguantar nuestro peso pero sin que sea demasiado rígido y no llegue a adaptarse a nosotros ya que esto resultara incómodo y puede incluso a causarnos dolor de espalda, hombros y caderas. Siempre se ha dicho que un colchón duro es lo mejor que hay para nuestra espalda pero muchísimos estudios han demostrado totalmente lo contrario, ya que por el contrario puede ser muy perjudicial para nosotros. Por lo tanto siempre tenemos que tener en cuenta que la dureza o mejor dicho la firmeza de un colchón a la hora de nuestra elección es cuestión de nuestro peso y del gusto personal de cada persona

 

    • Llamamos buen colchón a aquel que cuando nos tumbamos sobre él se adapta el colchón a nosotros no nosotros al colchón, por lo tanto siempre tiene que conseguir que nuestra columna vertebral este en su posición óptima tanto cuando estemos boca arriba o estemos tumbados de lado sobre él, haciendo así que nuestro descanso sea reparador y duradero.

Colchón bueno

Si por el contrario el colchón que elegimos es un colchón excesivamente firme tendremos una mayor aireación ya que no se adaptara tanto a nosotros y no nos dará calor, pero no conseguiremos que se adapte a nuestro cuerpo, con lo que no conseguiremos una adaptación a nuestra columna y no habremos realizado una buena elección de nuestro colchón, siempre tenemos que conseguir que nuestro peso se distribuya sobre toda la superficie del colchón evitando así los puntos de presión, y mejor adaptación.

  • El colchón excesivamente duro o rígido no se adapta a nuestro cuerpo.

Colchón duro

Por el contrario si elegimos un colchón excesivamente blando, nuestro cuerpo se hundirá demasiado y esto nos causara muchos problemas, nos dará calor, ya que estaremos más en contacto con el colchón de lo que deberíamos y dificultamos la circulación del aire y lo más importante para nuestra espalda ya que no se adaptara a nuestra columna vertebral y la espalda no están bien sujetas cuando dormimos baca arriba ni de lado, por lo tanto nos puede causar serios problemas y dolores bastante molestos de espalda     

Colchón excesivamente blando vemos como la curvatura de la columna no es la correcta y queda gravemente afectada. Esto nos puede causar graves dolores y molestias.

Colchón blando

 

Tipos de colchones según el material

Un aspecto muy importante a tener en cuenta a la hora de elegir el colchón es el tipo de material en que está fabricado, ya que según nuestras características no nos pueden ir bien todos los tipos de colchones del mercado, cada persona necesita un colchón dependiendo de sus características, sea el peso, si es caluroso o friolero, es alto o bajo, incluso si duerme solo o en pareja, todo estos factores hay que tenerlos muy en cuenta a la hora de adquirir un colchón, teniendo estos factores muy claros pasamos a continuación a detallar los tipos de colchones más fabricados en el mercado nacional.

COLCHONES DE MUELLES

Los colchones de muelles pueden ser de dos clases, muelle continuo o bonell y muelle ensacado o embolsado (ambos muelles independientes. Estos núcleos siempre irán acompañados de capas superiores e inferiores según la calidad del colchón que queramos adquirir.

  • Los colchones de muelle ensacado o embolsado, el núcleo del colchón como bien indica su nombre está formado por muelles los cuales van totalmente independientes ente ellos introducidos en bolsitas de un tejido (sin tejer) llamado tst, el cual los aísla de la suciedad y garantiza que la humedad creada por la condensación al dormir no alcance el acero del muelle, este tejido a su vez los une mediante un termo sellado a muelle que se coloca alado uno de otro, este tipo de colchones consiguen una transpiración ideal para personas muy calurosas que necesitan que el colchón sea lo más transpirable posible. La calidad de estos colchones siempre ira vinculada al grosor del alambre de acero, y a la cantidad de muelles que se coloquen en el interior del colchón. También existen los colchones de micro muelles ensacados llamados a si por el tamaño del muelle que es más pequeño con lo que conseguimos que en el interior del colchón hayan más muelles y así conseguir que tengamos menos puntos de presión alargando la vida del colchón, y a su vez mayor independencia de lechos entre las personas que duermen en él, cuando se duermen dos personas
  • Los colchones de muelle bonell o muelle continuo, son los que siempre se han llamado los colchones de toda la vida ya que son los que se empezaron a fabricar cuando se empezó a implantar el muelle en los colchones, tienen la gran virtud de tener una gran ventilación de su núcleo pero tienen la desventaja cuando dormimos acompañados que la independencia de lechos es mucho menor que en los colchones de muelle ensacado, esto quiere decir que cuando uno se mueve durante la noche la otra persona lo notara más fácilmente.

Estos dos tipos de colchones nos ofrecen una gran cualidad que es la transpiración del colchón que ningún otro núcleo nos va a ofrecer, también hay que tener en cuenta que serán los que más frescor nos podrán facilitar, también nos encontraremos en este tipo de colchones cara de invierno y cara de verano donde pueden ser cada cara con acolchados de fibras y materiales viscolásticos muy diferentes entre ellos.

COLCHONES DE ESPUMA DE POLIURETANO
  • El núcleo de estos colchones es como un panal de abejas, formado por micro celdas o burbujas de aire muy pequeñitas, que hacen el efecto de miles de muelles muy pequeños las cuales nos harán que se adapte más o menos según la densidad de dicha espuma.
  • La densidad de este tipo de espumas dependerá de la cantidad de celdas por m3 del tamaño de estas y de los materiales que se utilicen en su fabricación conseguiremos que el colchón sea más o menos firme, lo normal es que cuando un colchón tenga poca densidad será más blando y nos durara mucho menos el colchón.               
  • Este tipo de colchones por lo general son fáciles de manejar y suelen dar un resultado bueno.
COLCHONES DE ESPUMA DE POLIURETANO VISCOLÁSTICOS
  • Estos colchones son fabricados con una espumación muy adaptable que reacciona al peso y al calor corporal y ofrecen una distribución del peso corporal muy buena.                 
  • La deformación que se crea cuando estamos tumbados dura algo de tiempo ya que su recuperación es lenta, lo cual puede ser algo molesto a la hora de cambiar de posición.        
  • Estos colchones son muy interesantes para personas que pasan mucho tiempo en cama. 
  • Hoy en día se ha perfeccionado mucho este tipo de colchones encontrándolos con un gran surtido de densidades en su núcleo y también en grosores y densidades de viscolástica.
COLCHONES DE LATEX
  • Estos  colchones se fabrican con una espumación de látex que puede ser de látex natural (se saca del árbol del caucho)  o látex sintético (se saca del petróleo) y materiales utilizados para compactar el núcleo de látex.
  • El núcleo de látex siempre ira con núcleo perfilado o con pequeños agujeritos para facilitar la ventilación del mismo y a su vez crear zonas de refuerzo donde más lo necesite el colchón según las zonas del cuerpo que se van a apoyar en él.
  • Estos colchones suelen ser firmes y a su vez muy flexibles adaptándose perfectamente a nuestro cuerpo de forma uniforme
  • Los colchones de látex son muy recomendados para las personas que se mueven mucho durante la noche ya que el látex recupera muy rápido la deformación creada por el peso.
  • Suelen tener bastante peso e incómodos de mover y manejar, ya que al ser tan flexibles son como una goma gigante.
  • Las fundas de estos núcleos suelen ser de lo más variado pudiendo ser de algodón, lana, seda, sintético, etc. 
Más

PREGUNTAS FRECUENTAS No hay productos en esta categoría.